www.cato.uphero.com

www.cato.uphero.com
informacion noticias foro musica videos imagenes chismes artistas comics historietas


Mas recientes

  • misa de monsenor bergoglio contra el trabajo
  • tarot amigo y los rituales
  • indice de autores de articulos
  • las santas escrituras
  • fm san javier 901 1 07 09
  • 100 aeronauta a morir
  • como ayudar a tu hijo a calmar sus pataletas
  • edu manazas whiskey tren beethoven hot sesions vol ii
  • cac porter novelli
  • receta anorexia
  • 5 motivos por los que tu cambias de pareja constantemente y el
  • te falta alegria o animo inteligencia emocional desarrollo
  • pertusis tos convulsa
  • sistemas de ayuda a la conduccion
  • regalo segunda mano
  • caseros quien debe pagar los danos propios producidos por
  • no puedo abrir outlook se
  • grupo ambiental sikuhani
  • por que ladran los perros conoce las causas mas comunes por
  • analisis de aceite
  • petroleo el fin del aceite del imperio
  • almeria provincia espana turismo y viajes por almeria y
  • cuanto tiempo demora la naturaleza en
  • rim lanza actualizacion playbook os 20 finalmente tiene
  • ostional wildlife reserve costa rica
  • donde dije digo el autentico programa de upyd yo soy el
  • cuanto vale la represion en aysen
  • participacion politica desde los ciudadanos
  • el naugrafo digital dos motivos para el sonrojo nacional
  • the big bang theory 3 temporadas hdtv 300 mb castellano
  • cubierta ultimos avances
  • eses viejo debate
  • el gato encerrado en
  • zp el espantajo manda espana al carajo homenajes
  • los santos incorruptos parte 2
  • analizando el despido
  • satellite news archive
  • tecnicas para girar al bebe que viene de nalgas
  • preguntas mas frecuentes
  • programas gratuitos para acelerar la conexion a internet
  • nuevo celular lg kp265
  • mujeres borrachas cojiendo
  • perfil de wisin yandel
  • la prostitucion disminuye en la capital aragonesa segun detecta
  • algo mas que rock and roll
  • prodexpo viajes
  • el gobierno vendera carne a mitad de precio en el conurbano
  • ceremonia y rubrica de la iglesia espanola
  • ruta de los miradores puerto de san esteban
  • el perfecto wagneriano by george bernard shaw eduardo valls



  • 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

    beruby.com - Empieza el día ahorrando

    Publicidad 

         
    Ultimos Posts



    Descripcion:
    Una cama o lecho de Procusto es un estándar arbitrario para el que se fuerza una conformidad exacta. Se aplica también a aquella falacia pseudocientífica en la que se tratan de deformar los datos de la realidad para que se adapten a la hipótesis previa.

    "La fuerza del liberalismo y de la economía de mercado residen en el hecho de que el ideal liberal permite, al menos teóricamente, a todas las personas desarrollar sus talentos de la mejor forma que puedan. El mercado ignora toda la jerarquía y diferenciación social, excepto aquellas diferencias que resultan de las transacciones económicas. Los liberales argumentan que todas las personas tienen la misma oportunidad económica, y que consecuentemente, cada individuo, al hacer uso de sus talentos y empeño, determinará su status social. Pero los críticos del liberalismo a menudo señalan que esta forma en sí misma es dependiente de la condiciones bajo las cuales los principios de la "oportunidad económica" pueden tomar lugar. John Schaar afirma que el liberalismo ha transformado el espacio social en un área económica, y que tal fórmula debería entenderse así: "igualdad de oportunidad para todos para desempeñar esos talentos que son valorados altamente por la economía en un tiempo dado"

    Según la lógica de Schaar, cuando los antojos del mercado determinan que bienes, comodidades o talentos humanos son más demandados, o más mercadeables que otros, causa que los individuos que no tienen esos talentos o comodidades experimenten una gran injusticia y un sentimiento de exclusión. "Cada sociedad", continua Schaar, "promueve algunos talentos y rechaza otros. Bajo la doctrina de la igualdad de oportunidades, los hombres que podrán realizarse a si mismos y desempeñar sus habilidades son solo aquellos que hacen lo que la sociedad demanda de ellos."

    El liberalismo moderno parece querer eliminar las fronteras nacionales y promover la conversión de estados-naciones anteriormente homogéneos en entidades multiétnicas por medio de los desplazamientos migratorios. Así, el potencial para la disgregación e insatisfacción es maximizado por la implementación exitosa de sus principios económicos.

    Gitana, india, árabe, rumana y española, en Madrid. El liberalismo moderno parece querer eliminar las fronteras nacionales y promover la conversión de estados-naciones anteriormente homogéneos en entidades multiétnicas por medio de la facilitación de movimientos migratorios que consigan aumentar la oferta de mano de obra para obtener una bajada de sueldos generalizado y una precarización generalizada de las condiciones laborales del trabajador nacional.

    Cómo notó Karl Marx, en una sociedad donde todo se convierte en una comodidad intercambiable, el hombre gradualmente comenzará a verse a sí mismo como otra comodidad intercambiable también. Un individuo medio será cada vez menos capaz de seguir sus propios criterios, valores e intereses personales y más bien, se enfocará tenazmente en no ser derrotado en la batalla económica, y a estar siempre acoplado con los intereses del mercado. Según Schaar, tal actitud, a largo plazo, puede tener consecuencias catastróficas tanto para el ganador como para el perdedor: "los vencedores empiezan a considerarse a sí mismos como superiores a la humanidad común, mientras que los vencidos son forzados a pensar que son menos humanos"

    Bajo tal presión psicológica causada por una competición económica incesante, y turbados por el temor de que podrían quedar fuera del juego, un número considerable de personas, cuyos intereses y sensibilidades no son compatibles con las actuales demandas del mercado podrían desarrollar sentimientos de envidia, resentimiento e inferioridad. Muchos entre ellos aceptarán el juego económico, pero muchos, llegarán, poco a poco, a la conclusión de que la forma liberal de la "igualdad" solo se aplica en realidad a aquellos que son más exitosos económicamente.

    Murray Milner observa que bajo esas circunstancias, la doctrina de la igualdad de oportunidades crea una inseguridad psicológica independientemente de cual sea la afluencia material de la sociedad. "Remarcar la igualdad de oportunidades necesariamente hace más fluída a la estructura del status social y más ambigua e insegura a la posición del individuo dentro de ella."

    Anthony Flew escribe que "una competición en la que el éxito de todos los competidores es igualmente probable es un juego de azar, no una competición genuina". Para Milner tal juego económico es impredecible, y "si se extiende indefinidamente, podría llevar al cansancio y al colapso".

    luego de que la sociedad haya alcanzado un nivel envidiable de crecimiento, la más ligera crisis económica resulta en una caída perceptible en la calidad de vida, que causa rechazo social y posiblemente movilizaciones y cambios políticos.

    llevado por un deseo inextinguible que hace que él deba actuar en su entorno físico exclusivamente para mejorar sus bienes terrenales, según la ideología liberal el hombre es impulsado a pensar que la única vía posible para realizar la felicidad es poniendo al bienestar material y el individualismo por sobre todo lo demás.

    La única vía posible de Acceso a la Felicidad, según la ideología liberal, es poniendo al bienestar material y el individualismo sobre todo lo demás: el espíritu, la tradición, la heroicidad...

    todas las necesidades materiales de las masas anónimas modernas deben siempre ser pospuestas, porque nunca serán satisfechas. Toda sociedad que pone una esperanza excesiva en la economía, gradualmente llegará a ver la libertad como una libertad puramente económica y el bien como un bien puramente económico. Así, la civilización mercantil, como Polin la llama, debe eventualmente convertirse en una civilización hedonista en busca de placer y amor propio. Julien Freund también vio en el liberalismo la promoción de una sociedad de necesidades imposibles y deseos insaciables. "La saciedad y superabundancia no son lo mismo que la satisfacción, porque provocan una nueva insatisfacción"

    El hiper-consumismo crea una nueva necesidad tras el consumo espasmódico, incrementándose la necesidad de consumir a la vez que, inversamente, decrece la satisfacción por el objeto consumido. El sistema crea así una sociedad de hiper-consumo hiper-insatisfecha. Cómo en un bucle infinito, deseamos más y más mientras podemos consumir, hasta que nuestro poder adquisitivo nos estanca y caemos en la frustración y la insatisfacción permanente. Podríamos sustituir esta necesidad de hiper-consumo mediante valores espirituales y tradicionales?

    Todo sucede, escribe Freund, como si los bien-alimentados necesitaran más que aquéllos que viven en la indigencia, la abundancia crea una forma diferente de escasez, como si un hombre necesitara de privación e indigencia.

    El liberalismo puede hacer muchos "tratos" ideológicos con otras ideologías, pero en el aspecto donde permanece intransigente es en la promoción del libre mercado y del libre intercambio de bienes y comodidades.

    "Indudablemente, el liberalismo no es una ideología como otras, y además, no tiene el deseo de imponer una visión absoluta y exclusiva del mundo basada en una dicotomía dualista entre el bien y el mal, el proletario y el burgués, y "los elegidos y los no elegidos" Es más, el ideal liberal no tiene ese telos tan distintivo que es típico del fascismo y del comunismo. A diferencia de otras idelogías, el liberalismo es exceptivo de cualquier concentración de poder, porque ve en la inflación de los político y en el fervor ideológico, los signos del autoritarismo y peor aún, como han argumentado algunos autores, del totalitarismo. El liberalismo parece encajar mejor en una polis secularizada, que Carl Schmitt llamó alternativamente "estado mínimo" (Minimalstaat) o estado neutral. En tal sociedad donde la producción ha sido racionalizada y la interacción humana está sujeta a una rectificación constante, el liberalismo no puede (o no desea) adoptar la misma "voluntad de poder" que caracteriza a las otras ideologías. Además, es difícil que una sociedad así pueda demandar el sacrificio de sus ciudadanos por los intereses de algún ideal político o religioso. El libre mercado es visto como un "espacio neutral" (Neutralgebiet), qeu permite únicamente el conflicto ideológico más minúsculo, que tiene como objetivo superar todos los conflictos políticos, proponiendo que todas las personas son seres racionales cuya búsqueda de la felicidad es sinónimo de la persecución pacífica de su bienestar económico. En una sociedad liberal e individualista, cada creencia política tarde o temprano es reducida a un asunto privado cuyo último árbitro de veracidad es el individuo. El mercado es visto como una construcción social ideal cuyo principal objetivo es limitar la arena política. Consecuentemente, cada error imaginable en el mercado es explicado como producto del "exceso de lo político" que impide el libre intercambio de bienes y comodidades.

    El Neoliberalismo: el becerro de oro. "Frente al dilema clásico de elegir entre el dinero o la vida, el burgués paradójicamente respondería lo siguiente: "Toma mi vida, pero ahorra mi dinero" Julius Evola.

    Pese a su carácter presuntamente agnóstico y apolítico, sería erróneo afirmar que el liberalismo no tiene "raíces religiosas". De hecho, muchos autores han remarcado que la implementación del liberalismo ha sido más exitosa en aquellas naciones que se han adherido fuertemente al monoteísmo bíblico. A principios de siglo, el sociólogo alemán Werner Sombart señaló que los posutlados económicos y la ética provienen del legalismo judeocristiano, y que los liberales conciben el comercio, el dinero y a la "santa economicidad" ("Heilige Wirtschaftlichkeit") como la vía ideal para lograr la salvación individual espiritual. Más rencientemente, el antropólogo francés Louis Dumont, ha escrito que el individualismo y el economicismo liberal son la transposición secular de creencias judeocristianas, concluyendo que "así que la religión dio nacimiento a una política particular, la política luego engendraría una cierta economía."

    en la doctrina liberal, la búsqueda individual de la felicidad fue lentamente asociada a la búsqueda del bienestar económico. Dumont opina que en las sociedades modernas la sustitución del concepto del hombre como ser social por la idea del hombre como individuo fue hecha posible por el judeocristianismo: "fue hecha posible la transición desde un orden social holista (orgánico) a un sistema político organizado por el consenso individual como superestructura en una base económica particular."

    La idea idea de responsabilidad individual antes Dios, dio nacimiento, luego de un largo periodo de tiempo, al individuo y a la noción de la responsabilidad económica que constituye uno de los ejes del contrato social liberal -una noción totalmente ausente de las sociedades orgánicas y nacionalistas. Así, Emmanuel Rackman argumenta que el judeocristianismo jugó un papel importante en el desarrollo del liberalismo ético en Estados Unidos: "esta fue la única base en la que Thomas Paine pudo fundamentar en sus "Derechos del hombre" el dogma de la Declaración norteamericana de Independencia de que todos los hombres son creados iguales. Y este dogma es básico en el judaísmo"

    Declaraciones parecidas son hechas por Konvitz en Judaism and the American Idea, dónde argumenta que la "América moderna le debe mucho a las escrituras sagradas hebreas" Feurbach, Weber, Troeltsch, y otros han argumentado de forma similar que el judeocristianismo tuvo una influencia considerable en el desarrollo histórico del capitalismo liberal.

    Por otra parte, si se considera el reciente éxito económico de los países asiáticos de la costa del Pacífico, cuyo ímpetu expansionista a menudo sobrepasa los logros económicos de las naciones marcadas por el legado judeocristiano, uno no debe igualar el éxito económico únicamente con las formas judeocristianas de la sociedad liberal.

    Son evocados de este modo, una fé que puede vivir sin poseer dogmas o un mundo que ignora los dioses; un saber que no tiene necesidad de principios; o una patria que ninguna fuerza en el mundo podrá jamás ocupar. Considerando el movimiento uniforme de las nuevas fuerza, las formas netas y geométricas semejantes a las pirámides así como los sacrificios y las víctimas - más numerosas que las que toda la inquisición o cualquier Moloch haya realizado, y cuyo número crece con macabra certitud a cada paso que se da-, considerando todo esto, Jünger se preguntaba como no presentir algo fatal y digno de veneración detrás del velo de las causas y los efectos. No se trata de oponerse a la nueva realidad sino de llevarla a su conclusión.

    Como resultado de una catástrofe ocurrida en el despertar de los tiempos, el espíritu de Moloch se había transformado a sí mismo en oscuridad al convertirse en materia. De acuerdo con las creencias fenicias y la herejía gnóstica, el hombre era la encarnación de esa misma tragedia, y para redimirse de ese pecado era necesario ofrecer sacrificios a Moloch.

    Es cómo si estuviéramos en medio de una trayectoria atravesando regiones en las que la vida está amenazada por temperaturas extremas. Cuando más vacías de su sustancia estén las masas y los individuos mayor será la responsabilidad que corresponda a las élites. Ninguna escapatoria ni retirada es posible. Por el contrario, es preciso intensificar la violencia y la velocidad del proceso en este engranaje en el que nos hallamos metidos. Pero es necesario saber que tras las espantosa dinámica propia a la época se oculta un centro invisible.

    Señalemos finalmente las tres principales fases del desarrollo del nuevo mundo del "trabajador" evocados por Jünger: la primera se desarrollaría a través de la Gran Guerra de 1914-1918; la segunda correspondería a la "revolución mundial" (en un sentido general anti-burgués); en cuanto a la tercera, lo concibe como un retorno forzoso de las formas guerreras.

    "Lo que Jünger había conjeturado es más bien un mundo crepuscular, el estadio al cual se llega trás la salida de la disolución de las civilizaciones centradas ya sobre un jefe espiritual, ya sobre un monarca de tipo guerrero, ya finalmente sobre el tercer estado." Julius Evola.

    Jünger no identificaba al "trabajador" a ninguna clase social, sino a un tipo general, dentro de una visión del mundo dada. el "trabajador" no era una abstracción clasista en el sentido moderno, sino una figura claramente definida. Y el hecho de que Jünger haya escogido el símbolo y la apelación de "trabajador" para designar la civilización nacida sobre las ruínas del mundo burgués o del Tercer Estado no nos parece accidental o arbitrario sino por el contrario confirma una vez más una verdad presentida por numerosos autores, a saber: que hoy tiende a prevalecer una forma de civilización unida a lo que fue ayer -y aún hoy- el cuarto estado, civilización caracterizada, no por la supresión de las otras clases sociales y todo ámbito de actividad que no sea el del cuarto estado, sino más bien por una transformación de toda actividad humana en el sentido del "trabajo". Es exactamente lo que dice Jünger cuando habla del "carácter totalitario del trabajo, que es la forma bajo la cual la figura del trabajador se expande en el mundo" Lo que significa que, lejos de ser un mundo "nuevo" en el sentido positivo de la palabra, lo que Jünger había conjeturado es más bien un mundo crepuscular, el estadio al cual se llega trás la salida de la disolución de las civilizaciones centradas ya sobre un jefe espiritual, ya sobre un monarca de tipo guerrero, ya finalmente sobre el tercer estado.

    ." Este es el mensaje del hacker de Madrid Antifascista, ÉL DECIDE, quién habla, cuando, como y qué debe decir. Es la CENSURA contra el libre pensamiento. Es la censura del pensamiento único. Mañana puedes ser tú, tu blog, tu web. Él no va decidir cómo vamos a pensar. ACTÚA! AYÚDANOS A PARARLO!

    la fecha elegida es el próximo sábado 21 de abril. No sabemos que fiabilidad de exito tiene ésta campaña, lo que si que es cierto es que las visitas desde el blog que están utilizando para éste fin (

    Curiosamente para justificar éste ataque se nos acusa de neonazis, cosa que no es cierta; promover ataques contra inmigrantes una afirmación aun más falsa si cabe y para rematar y recabar más apoyos nos acusan de apoyar la SGAE, esto último roza lo subrealista y no está exento de humor cuando desde nuestro blog se ha criticado duramente las funciones de dicha entidad y se ha manifestado en contra de la censura y del canon digital.

    Como nuestros conocimientos en esta materia son prácticamente nulos, os pedimos vuestra colaboración para que blogger retire dicho blog denunciándolo. En la parte superior del blog se selecciona: Informar sobre el mal uso y luego se puede seleccionar Spam indicando la dirección del blog malicioso.

    Denunciando el blog dónde el hacker ha insertado la herramienta para echar abajo Madrid Anti-Antifa. La herramienta envía un email casi por segundo al servidor hasta rebentarlo, ayudarás si informas del mal uso a Blogger, denunciándolo por spam.

    que verás arriba a la derecha, esto hará que la herramienta ideada por este hijo de puta deje de disparar emails. Cuanto más tiempo estés con el blog abierto gestionando la denuncia, peor, porque la herramienta seguirá disparando emails, por eso es VITAL, que clickes el recuadro amarillo del STEP 2, y pares los disparos.

    Y recuerda, esto no es un ataque contra un blog determinado, es un ataque contra nuestra Libertad de Expresión, es un ataque contra la disidencia de pensamiento. Es un ataque del pensamiento único, "tolerante" mientras pienses como ellos, que decide, quién debe hablar y cuando.

    Quién es el político o el agente policial que puede decirnos ahora que el asesinato de Alfonso de Hoz Pardo no responde a una causa de odio ideológico cuando el abogado que defiende a los presuntos asesinos, Juan Manuel Olarieta, fue detenido en el 2008 dentro del marco de la operación "Ditalco"? Operación que desmembró a la banda terrorista de extrema izquierda GRAPO.

    En enero del 2008, efectivos de la Guardia Civil detuvieron a cinco personas a las que el Ministerio del Interior consideraba presuntos miembros de la "estructura legal" de los GRAPO. Dos detenciones se produjeron en el País Vasco, otras dos en Galicia y la última en Madrid. La operación fue consecuencia de las investigaciones derivadas del análisis de la documentación intervenida a la cúpula de los GRAPO desarticulada en París y de otras actuaciones desarrolladas contra este grupo en España, en concreto de la realizada en Barcelona en junio del pasado año en la que se capturó al único comando operativa.

    Entre los detenidos se encontraba el abogado Juan Manuel Olarieta Alberdi, capturado en Madrid, que fue defensor legal de miembros del GRAPO. La operación policial, denominada "Ditalco", se realizó después de que el análisis de la documentación intervenida en Barcelona llevara a la conclusión de que existían relaciones entre la dirección de la organización terrorista y la "estructura legal" en España, formada presuntamente por miembros del Partido Comunista de España (Reconstituido). Interior señaló que a todos los detenidos se les vinculaba, presuntamente, "con actividades de propaganda, financiación, captación, proselitismo, relaciones internacionales y obtención de información". Además, consideraba que los arrestos, entre los que se encontraba Olarieta, habrían abortado un posible intento de reconstruir las estructuras del GRAPO desmanteladas en los últimos años. Aparte de realizar las detenciones, los agentes que intervinieron en la operación procedieron a registrar las viviendas de los sospechosos en las que se intervino diversa documentación.

    En la capital española se produjo el arresto de Juan Manuel Olarieta, abogado natural de Barakaldo que desde hace casi treinta años ejerce habitualmente como letrado defensor de miembros del GRAPO. Olarieta ya fue detenido por la policía en febrero de 1977, cuando tenía 21 años y era estudiante, acusado de ser el creador de la Organización de Estudiantes Antifascistas (ODEA) en Vizcaya, grupo vinculado al PCE(r), y de ser miembro de Socorro Rojo.

    Este letrado "neutral" ideológicamente, ha sido el elegido (Por quién?) para defender de las primeras diligencias judiciales a los tres miembros de extrema izquierda que el pasado 11 de abril presuntamente asesinaron, de un fuerte golpe en la cabeza con una barra de hierro a Alfonso de Hoz Pardo. Diligencias legales e inmorales que han conseguido dentro de la laxitud parcial de nuestro sistema legal, que los presuntos asesinos de Alfonso, un español, un magrebí y un portugés, estén en la calle a las 48 horas de haber sesgado para siempre la vida de Alfonso.

    Respecto a la causa que ya defiende, Juan Manuel Olarieta niega que existan componentes de índole política que motivaran los hechos, ante esta cortina de humo nos preguntamos: Qué hace entonces usted en este caso Sr. Olarieta? Si el móvil del asesinato no ha sido el odio ideológico de sus representados, compañeros suyos de ideología, Qué hace usted defendiéndolos? Ya que como abogado comprometido con su causa y como "represaliado político" usted se ha especializado en la defensa de imputados de izquierda y extrema izquierda en causas de diversa índole. Sólo su presencia en la causa legitima el argumento del móvil político del asesinato de Alfonso.

    En un alarde de optimismo y confianza Olarieta se ha mostrado convencido de que el caso se archivará ya que en las propias diligencias no aparece reflejado que haya existido violencia en la muerte del joven. LLegados a este punto, como neófitos de la judicatura, podemos asegurar que no entendemos nada. Seis individuos, presuntamente, rodean y matan a Alfonso de Hoz Pardo y en 48 horas están en la calle porque "en las propias diligencias no aparece reflejado que haya existido violencia en la muerte"...

    No somos letrados (afortunadamente para nuestra moral y conciencia), pero sí tenemos sentido común. Ese sentido ordinario de evidente justicia ante hechos flagrantes, sentido que parece corromper las leyes de nuestra nación, España. Sentido tergiversado por picapleitos de todo pelaje que consiguen hacer de lo blanco negro, si no fueran tan marxistas, hasta podrían convertir el agua en vino. Tribunales de justicia, jueces y magistrados que hacen de nuestra justicia un circo, y ellos, a los que creemos los bufones, se ríen de nosotros, demostrándonos día a día, que los bufones somos nosotros por permitirlo.

    "En otra muestra de determinismo, Spengler dice que no podemos escapar al destino histórico: "la primera cosa inescapable que confronta el Hombre es un destino inevitable, que ningún pensamiento puede entender, y que ninguna voluntad puede cambiar, es un lugar y tiempo que viene con nuestro nacimiento: cada uno nace situado en un pueblo, una religión, un status social, en un espacio de tiempo y en una cultura particular." El hombre está tan envuelto por su entorno histórico que son inútiles todos los intentos de cambio de nuestro destino. Y, por consiguiente, todos los postulados acerca del mejoramiento de la humanidad, todas las filosofías liberales y socialistas que prometen un futuro glorioso para la humanidad, no tienen ningún sentido. Spengler no conoce otra forma de redención que declarar su pesimismo: "La Humanidad me parece un agregado zoológico. No veo progreso, ningún objetivo, ningún camino para la humanidad, excepto en las mentes de los filisteos del progresismo occidental...No puedo ver ni una sola mente ni mucho menos una unidad de esfuerzos, sentimientos, y comprensiones en esas masas de personas".

    Pese a la acusación de determinismo histórico que siempre es levantada en su contra, Spengler a menudo confunde a sus con exclamaciones fausticas reminiscentes de alguien preparado para la batalla que de alguien que ha aceptado su derrota. "No, no soy un pesimista", escribe Spengler en un ensayo titulado "Pesimismo", porque "el pesimismo significa que uno tien más deberes. Sin embargo, tengo tantos deberes sin cumplir aún que temo que el tiempo no será suficiente para resolverlos todos." Esas palabras no son coherentes con el sentido de desesperación cultural que él anteriormente había elaborado tan pasionalmente. Es más, él defiende a menudo la fuerza y la dureza del guerrero como medios para salvar a Europa del desastre.

    Concluímos que Spengler exalta el pesimismo histórico o el "pesimismo con propósito", solo en tanto que traduce su convicción de la decadencia irreversible de Europa; sin embargo, una vez que él recibe que aún hay caminos políticos y culturales que permitan la regeneración moral y social, rápidamente pasa al elogio de los político. Características similares son encontradas a menudo entre muchos poetas, novelistas y pensadores sociales cuyo legado de pesimismo cultural jugó un papel importante en el comportamiento político de los conservadores europeos de la primera posguerra anterior a la Segunda Guerra Mundial. Nos preguntamos, Por qué como Spengler ellos lamentan la decadencia del Occidente si esta decadencia ya ha sido decidida y si todos los esfuerzos políticos y culturales de regeneración parece inútiles? Es más, estos pesimistas con sus intentos de remendar lo irremediable, postulando una mentalidad y una voluntad fausticas, parecen emular el optimismo de los socialistas que la actitud de aquellos que han aceptado la catástrofe social.

    La concepción de la modernidad como decadencia, está, para Spengler y otros pesimistas culturales, combinada con una revulsión contra la modernidad y el repudio de la codicia económica desenfrenada. La historia reciente ha mostrado, sin embargo, que la manisfestación política de tal revulsión podría producir resultados no menos desagradables: la glorificación de la voluntad de poder y la nostalgia de la muerte.

    Y en ese momento, la sutileza literaria y la belleza artística pueden tomar un giro negativo. La historia de Europa enseña como el pesimismo cultural puede devenir fácilmente en un instrumento de los titanes políticos modernos. A veces, los desastres tienen algo atractivo para las generaciones de pesimistas culturales cuya naturaleza hipersensible -y desdén por la sociedad materialista- hace que lleguen al nihilismo político. Esta tendencia nihilista fue mejor expresada por el contemporáneo de Spengler, Friedich Sieburg, que nos hace recordar que "la vida diaria de la democracia con sus tristes problemas es aburrida, pero las catástrofes pueden ser muy interesantes"

    No entendemos, como piensan Spengler y sus seguidores, que en un amplio contexto histórico, la guerra y la primacia de lo político ofrezcan una esperanza regenerativa frente al creciente sentido de decadencia cultural. Sin embargo, pese a la validez de las visiones o pesadillas spenglerianas, no es necesaria mucha imaginación para observar la decadencia del último sueño de Occidente: la democracia liberal.

    Tres jóvenes ultra-izquierdistas de 23 a 27 años y de nacionalidad española, portuguesa y marroquí han sido detenidos por presuntamente matar en el pueblo de Navalagamella (Madrid) a Alfonso de Hoz Pardo, joven español de 27 años. Alfonso de Hoz era un joven sano que realizaba deporte y frecuentaba el gimnasio. Sentía un enorme cariño por su hija, de 2 años, con la que aparece en numerosas imágenes en Facebook. Amigo de sus amigos, tenía una divisa: vivir la vida y defender su territorio, sin dejarse avasallar. Parece que otros tenían intenciones malsanas y le atacaban a través de su novia Rocío. Hasta que saltó. Y le costó la vida.

    Según fuentes policiales, mataron a Alfonso de Hoz Pardo golpeándole con una barra de hierro el pasado lunes por la noche. La víctima quedó en estado crítico, pero el miércoles por la mañana falleció en el hospital Doce de Octubre. Al menos dos de los agresores están reconocidos en los archivos policiales como miembros de grupos de extrema izquierda, y se sospecha que en total participaron seis personas en la reyerta que acabó con Alfonso de Hoz muerto. El motivo de la disputa fue una joven que simpatiza con el movimiento skinhead y que era novia de Alfonso, explicaron vecinos del pueblo.

    Sin embargo, ni a la Policía ni a la Guardia Civil le consta que el fallecido fuera también skinhead. Es más, se ha descartado que el crimen se debiera a motivos políticos, como también confirmó la propia alcaldesa comunista del pueblo, Laura Blázquez, de IU ha negado que el crimen tuviera naturaleza política. La Guardia Civil está a la espera del resultado de la autopsia para determinar si de los hechos se puede deducir que hubo intención de matar o se trató de un fallecimiento fortuito.

    , sí confirman que Alfonso pertenecía el movimiento skinhead y sí sostienen que el inicio de la dispusta era de motivo político: "A consecuencia del suceso tres jóvenes han sido detenidos después de golpear a la víctima, según fuentes policiales, con una barra de hierro.Todo comenzó por una discusión entre el fallecido y un grupo de personas relacionado con la novia del primero -simpatizante del movimiento skinhead- derivando en un enfrentamiento mayor. Siempre según fuentes de la investigación, el fallecido se ausentó durante unos minutos del lugar del incidente para volver armado con un palo y un cuchillo con los que trató de atacar a uno de los integrantes del grupo.

    Al menos dos de los agresores están reconocidos en los archivos policiales como miembros de grupos de extrema izquierda, y se sospecha que en total participaron seis personas en la reyerta que acabó con Alfonso de Hoz muerto. El motivo de la disputa fue por una discusión política que derivó en insultos de los asesinos hacia la novia de la víctima primero y luego hacia Alfonso de Hoz, explicaron vecinos del pueblo."

    Aunque según las manifestaciones de su hermana, Lara de Hoz Pardo, Alfonso no era skinhead: Lo unico de verdad de lo que dicen es que le han MATADO. Un golpe en la cabeza por la espalda. No hubieran podido con el de otra forma. HIJOS DE PUTA. Esto no se queda asi. JUSTICIA PARA MI HERMANO, escribe algo más abajo en Facebook Lara de Hoz Pardo, hermana del asesinado. NO ES VERDAD QUE MI HERMANO IBA ARMADO. MI HERMANO NO LLEVABA NI NAVAJAS ni NADA. MI HERMANO NO ES UN SKINHEAD. Voy a ver como me puedo mover para dar la version correcta.

    Según todas las versiones, uno de los agresores increpó a Rocío, novia de Alfonso, cuando ésta paseaba por el centro del pueblo. Ella se lo contó a su pareja y él acudió por la noche en busca de los que la habían insultado. Alfonso se presentó armado con un bate de béisbol y una navaja, y entonces comenzó la pelea, en la que al final uno de los antisistema agarró una barra de hierro de un material de obra que había cerca y le golpeó por detrás en la cabeza. Alfonso quedó en estado crítico y ya no pudo salvarse.

    Hasta aquí la información, desde Interregnum XXI también queremos emitir nuestra opinión ante las informaciones expuestas acerca de este fatídico y trágico hecho: el asesinato de Alfonso de Hoz Pardo a manos de antisistemas de extrema izquierda.

    No queda claro por las manifestaciones de la hermana de Alfonso que este fuera skinhead, queda en el aire todavía que su novia sí sea una española patriótica y que sin miedo y orgullosa de serlo fuera increpada por los asesinos de Alfonso.

    Nos parece vergonzoso que la alcaldesa de IU en vez de denunciar el asesinato y condenarlo, centré todos sus esfuerzos de comunicación en remarcar el origen personal de la reyerta y posterior asesinato. Qué hubiera pasado si Alfonso fuera militante de la extrema izquierad? El pueblo de Navalagamella, promovido por su consistorio hubieran celebrado ya concentraciones "pacíficas" de repulsa, día de luto, banderas a media asta.

    Desde Interregnum XXI pedimos lo mismo para la memoria de Alfonso, ni más ni menos, que el apoyo del Ayuntamiento de su pueblo, que apoye su memoria y condene el asesinato, en vez de esforzarse en dejar clara la personalización de la tragedia, para no ser manchados ideológicamente por los asesinos, ya que tanto como la alcaldesa como los asesinos son, ambos, de extrema izquierda.

    Si lo que quiere la señora alcaldesa es no ser relacionada con los asesinos que condene ya el asesinato de Alfonso de Hoz Pardo, que declare día de luto oficial y que la bandera de España hondee a media hasta en la fachada del Ayuntamiento de Navalagamella, pueblo de Alfonso y pueblo de los asesinos.

    También nos gustaría recordar el origen marroquí de uno de los asesinos. Me gustaría saber dónde anda ahora mismo el Pope del antirracismo, Estebán Ibarra y su hiper-subvencionada organización parapolicial: SOS Racismo. Espero que salga en todos los telediarios como suele hacer siempre que alguien osa molestar a algún inmigrante. Y que condene públicamente el asesinato de uno de sus compatriotas a manos, en coautoría, de un inmigrante marroquí.

    Bienvenidos a la Decadencia. "La decadencia es un proceso natural de senilidad que concluye en la civilización, porque la civilización es decadencia". Spengler. (Fotograma de la película "Apocalipsis Now" de F. F. Coppola)

    "Spengler reconoce, como otros pesimistas culturales que Europa se ha vuelto senil, incapaz de luchar, con su inventario político y cultural vaciado; y que, por consiguiente, está obligada a ceder a las riendas de la historia a aquellas naciones que están menos expuestas al pacifismo debilitante y a los sentimientos autoflagelantes, que han devenido en los rasgos más notorios del moderno ciudadano europeo. Podemos imaginarnos un mundo donde esas nuevas y viriles y victoriosas naciones obviarán las obsesiones democráticas de sus antiguos amos cargados de sentimientos de culpabilidad, y podrían, en algún momento en el futuro, imponer sus propias formas de terror que superarían el legado del Auschwitz europeo y el Gulag. "El pacifismo será sólo un ideal" nos hace recordar Spengler, porque "la guerra es un hecho. Si las razas blancas resuelven nunca más hacer la guerra; las razas de color, sin embargo, actuarán diferentemente y devendrán en los amos del mundo"

    Spengler denuncia con esa declaración al "homo europeanus" que se desprecia a sí mismo, que se ha convertido en víctima de su mala conciencia, que ingenuamente piensa que sus verdades y certezas serían válidas siempre, olvidando que sus verdades eternas se volverán un día contra él. Spengler cuestiona fuertemente esta falsa simpatía occidental con los desfavorecidos (una simpatía que Nietzsche describió una vez como una forma perversa de egoísmo y de moral de esclavos). "Esta es la razón, afirma Spengler, del porqué esta moral de la compasión, en el sentido cotidiano, "que ha evocado entre nosotros un respeto, y que a veces es anhelada por los pensadores, nunca ha sido realizada"

    Esta forma de masoquismo político puede ser observada entre aquellos igualitaristas occidentales contemporáneos, que con la implosión de las tentaciones marxistas, han sustituido el arquetipo del obrero europeo por la iconografía del africano hambriento.

    En ningún lugar este cambio parece más evidente que en el actual impulso occidental a exportar formas occidentales de gobierno y civilización a las antípodas del mundo. Esos occidentales, están convencidos ingenuamente de que su arrepentimiento histórico asegurará también su longevidad cultural y política. "Esto es exactamente lo que está ausente en el pensador occidental y es precisamente lo que siempre debió estar presente en él: la comprensión de la relatividad histórica y cultural de sus logros, que no son más que la manifestación y el fruto de una forma particular, única, no universal e irrepetible de existencia", nos dice Spengler. la muy valorada diseminación de los derechos humanos puede convertirse en un principio valioso para los pueblos extraeuropeos si a menudo su universalismo implica una falta de respeto hacia todas las particularidades culturales.

    Serge Latouche es uno de los contribuidores históricos de la Revue du MAUSS (Movimiento AntiUtilitarista en Ciencias Sociales), profesor emérito de la Facultad de Derecho, Economía y Gestión Jean Monnet (Sceaux) de la Universidad de Paris-Sud. En el ámbito de las ciencias sociales, Latouche ha desarrollado una crítica a la ortodoxia económica productivista capitalista, el economicismo y el utilitarismo relacionados con las nociones de desarrollo y progreso.

    Como Serge Latouche ha demostrado recientemente, incluso con su elogio del universalismo, los occidentales, no obstante, han asegurado las posiciones más confortables para sí mismos. Aunque ellos se han retirado ahora al desván de la historia, indirectamente, a través de su humanismo, todavía juegan un papel de amos indisputables del hombre extra-europeo. "La muerte de occidente no ha significado el final de occidente"

    Líder e ideólogo principal del think-thank de la Nueva Derecha y del grupo GRECE. Edita desde 1968 el periódico Nouvelle Ecole y desde 1988 Krisis. En 1978 recibió el Gran Premio de Ensayo de la Academia Francesa.

    Sobre el auto-odio occidental, ver Europe, Tiers monde meme combat (Paris: Laffont, 1986) de Alain de Benoist "Y mientras que el universalismo cristiano alguna vez contribuyó a la justificación del colonialismo, el pastoralismo cristiano hoy solo inspira la desconolonización. Esta movilización de las consciencias se cristaliza en la noción de culpabilidad"

    "El colonizado ya no es "un primitivo" que debe ser "llevado a la civilización" Más bien, es un testimonio viviente, un hecho, un ejemplo inmaculado de moralidad del que el "civilizado" tiene mucho que aprender." Alain de Benoist.

    Pascal Bruckner (nacido 1948 en París) es un filósofo, ensayista y novelista. Entre sus ensayos,El sollozo del hombre blanco (Le Sanglot de l'Homme blanc), un ataque contra las políticas narcisistas y destructivas en pro del tercer mundo, y más recientemente La tiranía de la penitencia (La tyrannie de la pénitence) (2006), un ensayo sobre la interminable auto-crítica occidental.

    Según Spengler la Europa decadente exhibe una caricatura cultural en una sociedad de naciones diferentes que, habiendo perdido su consciencia histórica, siente un impulso de fundirse en una "entidad mundial" Esta inmigración no ha incrementado la comprensión entre las razas, sino que ha causado más odio racial y étnico, que muy probablemente, podría terminar produciendo numerosos nuevos conflictos en el futuro.

    Europa conoce una muy fuerte prevalencia de los desequilibrios mentales. De los 880 millones de habitantes que cuente la Región europea, se estima alrededor de 100 millones el número de personas afectadas por la ansiedad y la depresión; más de 21 millones de personas sufren problemas relacionados con el abuso del alcohol.

    Spengler no deplora la "devaluación de los valores" ni la muerte de la cultura. De hecho, para él, "la decadencia es un proceso natural de senilidad que concluye en la civilización, porque la civilización es decadencia".

    La civilización, es para Spengler, un producto del intelecto, del intelecto completamente racionalizado; civilización significa desarraigo, está representada simbólicamente por la megalópolis moderna y al final de su trayectoria, "condenada, se dirige a su autodestrucción"

    Civilización significa desarraigo, está representada simbólicamente por la megalópolis moderna y al final de su trayectoria, "condenada, se dirige a su autodestrucción" (Fotograma de la película Blade Runner de Ridlay Scott adaptación de la novela de ciencia ficción Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Phillip K. Dick)

    La fuerza del pueblo ha sido oscurecida por la masificación; la creatividad fue sustituida por el arte "kitsch", la genialidad fue subordinada al terror de la razón. Spengler escribe "Cultura y Civilización. En un lado el cadáver viviente de un alma, y en el otro, su momia. Es así como la existencia europea occidental difiere desde 1800 en adelante. Tal vida en su riqueza y normalidad, cuya forma ha crecido y madurado en un curso poderoso que va de los días adolescentes de los góticos de Goethe y Napoleón hacia esa vida artificial, senil y desarraigada de nuestras grandes ciudades, cuyas formas han sido creadas por el intelecto. Cultura y civilización. El organismo nace en el campo, y muere en un mecanismo petrificado.

    Spengler, referente del pesimismo cultural, predijo en su pensamiento un augurio cultural apocalíptico, corriente apocalíptica seguida por pensadores actuales como John Lukacs. "En las masas apiñadas de la calles de la más grande civilización es donde se ubica hoy el infierno terrenal" John Lukacs.

    "Usando las predicciones apocalípticas de Spengler, somos tentados a dibujar un paralelo con los regímenes europeos modernos que igualmente parecen estar sufriendo un período de ocaso y decadencia.

    John Adalbert Lukacs (1924, Budapest) es un historiador estadounidense nacido en Hungría. Lukacs ve al populismo como la mayor amenaza de la civilización. En su propia descripción, Lukacs se considera como reaccionario.

    John Lukacs, que ha sufrido la influencia inequívoca del pesimismo spengleriano, considera que la naturaleza permisiva de la sociedad liberal moderna, manifiesta en Estados Unidos, como el primer paso hacia la desintegración social.

    "La naturaleza permisiva de la sociedad liberal moderna, manifiesta en Estados Unidos, como el primer paso hacia la desintegración social." John Lukacs. (Obra: Desintegración de la Memoria de Salvador Dalí)

    Como Spengler, Lukacs afirma que el indivisualismo excesivo y el materialismo paralizan y hacen obsoleto cualquier sentido de responsabiliad cívica. Ni el levantamiento de la censura, ni la creciente impopularidad de los valores tradicionales, ni la reducción de la autoridad del Estado en las sociedades liberales contemporáneas, han producido un entorno más pacífico; sino en cambio, un sentido creciente de desesperación que parece haber activado una forma de neobarbarismo y vulgaridad social. "La riqueza y la pobreza, la elegancia y la mezquindad, la sofisticación y el salvajismo viven cada vez más unidas" Lukacs, con sus predicciones apocalípticas, como Spengler, escribe: "En las masas apiñadas de la calles de la más grande civilización es donde se ubica hoy el infierno terrenal"

    Es interesante notar que ni Spengler ni Lukacs ni otros pesimistas parecen poner demasiada atención en el apetito obsesivo por la igualdad que caracteriza a la sociedad moderna, y que según varios autores contemporáneos, juega un papel importante en la decadencia y el sentido de desesperación cultural resultante. Podemos pensar que el proceso de decadencia de la Europa contemporánea es el resultado, en parte, de la aplicación de las doctrinas igualitaristas que prometen mucho pero dan poco, creando así un sentimiento ilimitado de vacío, insatisfacción y frustración entre las masas Homo Oeconómicus y de individuos atomizados. Si el igualitarismo y el economismo siendo elevados al nivel de religiones laicas siguen inevitablemente sus propias dinámicas de crecimiento, su producto final, como concluye Claude Polin, es el "terror de todos contra todos" y el terrible resurgimiento del totalitarismo democrático. Polin escribe: "El hombre indiferenciado es por excelencia un hombre cuantitativo; un hombre que solo difiere accidentalmente de sus vecinos por la cantidad de dinero en su posesión; un hombre sujeto a estadísticas; un hombre que reacciona espontáneamente según las estadísticas."

    En la foto: Claude Polin. "El igualitarismo, el universalismo y el economismo son los tres pivotes del totalitarismo democrático: el poder totalitario es en primer lugar el poder de todos contra todos; la tiranía de todos contra todos. La sociedad totalitaria no es contruida desde arriba hacia abajo, sino desde abajo hacia arriba" Claude Polin en Le Totalitarisme (Paris: Presses Universitaires Françaises, 1982)

    La sociedad liberal, si alguna vez sufre la recesión económica y es golpeada por la desaparición de las oportunidades, no tendrá ninguna opción sino domar las masas inquietas en un régimen autoritario spengleriano.

    Spengler y otros pesimistas culturales aciertan al señalar que los regímenes demoliberales, en sus etapas finales, estarán marcados por convulsiones morales y sociales, escándalos políticos y corrupción a todos los niveles sociales. Spengler predice que el culto al dinero reinará por encima de todo, porque "por medio del dinero la democracia se destruye así misma, luego de que el dinero haya destruído el espíritu"

    Esta civilización económica se funda en una contradicción: por un lado su religión de los derechos humanos extiende sus beneficios legales a todos, tranquilizando a cada individuo sobre la legitimidad de sus apetitos y caprichos terrenales; y por otro, esta misma civilización igualitarista postula un modelo de Darwinismo económico, que pisotea cruelmente bajo sus pies y excluye a aquellos cuyos intereses no corresponden con los de la economía.

    El próximo paso, sugiere Spengler, será la transición de la democracia al Cesarismo: la sustitución de la tiranía de los pocos por la tiranía de los muchos. El estado barbárico neo-hobbesiano está por llegar: "En lugar de las piras surge el Gran Silencio. La dictadura de los comisarios del partido es apoyada por la dictadura de la prensa. Con dinero, se intenta atraer emjambres de lectores y pueblos enteros lejos de la atención del enemigo y llevarlos bajo nuestra forma de control del pensamiento. Allí, entonces ellos aprenderán lo que deben aprender, y una voluntad superior moldeará su cosmovisión. Ya no es necesario (como hacían los príncipes barrocos) obligar a los subordinados a participar en el ejército. Sus mentes son sugestionadas por medio de artículos, telegramas, imágenes, hasta que ellos demanden por sí mismos armas y fuercen a sus líderes a una batalla a cual estos últimos ya querían de antemano"

    Spengler presentaba la historia universal como un conjunto de culturas (Antigua o Apolínea, Egipcia, India, Babilónica, China, Mágica, Occidental o Fáustica) que se desarrollaban independientemente unas de otras como cuerpos individuales- pasando a través de un ciclo vital compuesto por cuatro etapas: Juventud, Crecimiento, Florecimiento y Decadencia, como el ciclo vital de un ser vivo, que tiene un comienzo y un fin determinados.

    "Oswald Spengler (1880-1936) ejerció una influencia considerable sobre el pensamiento europeo de derechas antes de la Segunda Guerra Mundial. Aunque su popularidad desvaneció un poco después de la guerra, sus análisis en vista de las condiciones molestas de la polis moderna, parecen una vez más ganar en popularidad.

    La naturaleza alienante de la tecnología moderna y la decadencia social y moral de las grandes ciudades podría dar credibilidad hoy a la visión spengleriana del inminente colapso de Occidente. En América y Europa un creciente número de autores percibe en el estado permisivo liberal una forma de totalitarismo "soft" que podría llevarnos decisivamente a la entropía social y concluir el advenimiento de un "totalitarismo" duro.

    Spengler como Gianbattista Vico, quién dos siglos antes desarrolló su tesis sobre el nacimiento y el ocaso de las culturas, intentó definir en forma científica el proceso de crecimiento y decadencia de la culturas: él y otros llamaron a su trabajo "la morfología de la historia", pese a que el término "biología" parece más adecuado considerando la inclinación de Spengler a ver las culturas como entidades orgánicas vivientes, que muestran señales de vida o que están, a veces, afectadas por enfermedades o plagas.

    . Notable por su concepto de verdad como resultado del hacer (verum ipsum factum). Su obra más importante es la Scienza nuova, publicada por vez primera en 1725 y luego de ampliaciones y reestructuraciones, en 1730 y 1744, año de su muerte.

    A diferencia de muchos pensadores igualitaristas, el elitismo y organicismo hacen que Spengler conciba la especie humana como una entidad plural constituida por pueblos diferentes y opuestos entre sí, en la que cada uno experimenta independientemente su propio crecimiento, supervivencia y muerte Si alguna vez este fantasma de "humanidad" desaparece en la circulación de las formas históricas, "entonces notaremos una afluencia asombrosa de formas genuinas". Spengler se refiere con "forma" ("Gestalt") a la noción clásica de Nación, que, a principios del siglo veinte, fue cuestionada duramente por los apologistas del universalismo y el mundialismo. A Spengler debe acreditársele la deconstrucción del concepto de "historia universal". Spengler mantiene que el fenómeno del Cesarismo debe ser visto como una consecuencia natural de la dictadura del dinero y como su respuesta dialéctica: "La espada vence al dinero, la voluntad del amo conquista la voluntad del codicioso."

    Spengler estaba convencido de que la dinámica de la decadencia podía ser precedida si los datos históricos adecuados estaban disponibles. Así como la biología de los seres humanos sigue un camino bien definido, cuyo último resultado es la muerte biológica, así lo hace cada cultura que posee su propia fecha de muerte, cuyo lapso de existencia no se extiende más de mil años - un periodo donde experimenta la transición de su primavera hasta la transformación en su antítesis, el otoño o Civilización.

    después de ese periodo de tiempo cada sociedad experimenta su autodestrucción, después de la caída de Roma, el renacimiento de la cultura europea empezó nuevamente en el siglo IX con la dinastía Carolingia. Después de un doloroso proceso de crecimiento, afirmación y maduración, mil años después, en el siglo XX, presenciamos que la vida de la cultura europea está llegando a su fín.

    La cultura europea se ha transformado en una civilización decadente afectada con una forma avanzada de caos social, moral y político, según Spengler y sus sucesores contemporáneos. Los primeros signos de esta decadencia aparecieron rápidamente luego de la Revolución Industrial, cuando la máquina comenzó a sustituir al Hombre, cuando los sentimientos dieron su lugar a la razón. una gran obsesión con el crecimiento económico sin fin alimentado por la creencia en que nos podríamos liberar al fin del peso de la historia. Las nuevas élites plutocráticas, que ahora ocupan el lugar de la aristocracia orgánica han impuesto la persecución de la ganancia material como único objetivo legítimo en la vida, reduciendo así las relaciones humanas a una inmensa transacción económica. Y en tanto que los apetitos apetitos de las masas nunca podrán ser satisfechos completamente, Spengler argumenta que es comprensible que ellas busquen el cambio de los regímenes existentes incluso si tales cambios implican la pérdida o supresión de la libertad con tal de satisfacer tales demandas.

    Podemos agregar que este deseo por la afluencia económica se ha traducido en una reducción incesante del sentido de responsabilidad pública y en un sentimiento creciente de desarraigo y anomia social, que finalmente e inevitablemente llevarán al advenimiento de regímenes totalitarios. Por consiguiente, pareciera irónicamente, que el proceso de decadencia solo puede ser detenido haciendo recurso a regímenes autoritarios.

    El jonsismo no consiste, pues, en estas o en aquellas ideas. Las ideas políticas tienen poco valor, casi ningún valor, si no cabalgan sobre creaciones fornidas, sobre entusiasmos voluntariosos, que sólo existen y son posibles allí donde brota la acción durísima y urgente. No habrá mejor definición para nuestro movimiento que la que se limite a indicar que exalta, recoge y encuadra a las juventudes nacionales. Esta es nuestra razón de ser, la ejecutoria de las Juntas. Queremos ligar al Partido a un solo y magno compromiso: que las generaciones jóvenes -veinte a cuarenta años- vean con espanto la posibilidad de que coincida un periodo de deshonor, ruina y verguenza de la Patria con la época en que ellos son fuertes, vigorosos y temibles.

    Español social patriota y europeista. Ciudadano librepensante en el fin de esta era decadente. Advenimiento de cataclismo social. Privilegiado por vivir este interregnum entre el mundo global desintegrador y nuestro mañana identitario. Si aún te queda raiz emocional, voluntariosa y honda. Disiente disidente! Actúa para construir la Comunidad Nacional. Lucha por crear nuestro destino común. Cómo europeo trabajador, defiende el futuro de tus hijos. Editor del blog-ideario disidente de agitación politica INTERREGNUM XXI.

    En el siglo XVI, era la marca heráldica más potente hasta ese momento, pues simbolizaba la unión de la dignidad imperial del Sacro Imperio Romano Germánico (el imperio de los Habsburgos) con la Monarquía ibérica.






    http://www.angostura.webege.com/335870/testimonios.html

    valido.net16.net
     

    www.cato.uphero.com Todos los derechos reservados